2016: ¿«medio lleno» o «medio vacío»?

Alguien escribió: «Mira hacia el sol y las sombras caerán detrás de ti».El mundo está constituido por optimistas y por pesimistas, ¿te has preguntado alguna vez a cuál de estos dos grupos perteneces?

Estamos a las puertas de un nuevo año, ¿qué te parece si te propones comenzarlo viendo el vaso «medio lleno» en vez de «medio vacío»? Para ello, no hay nada mejor que la lectura de una colección fascinante: «Para tener vida abundante», del conocido escritor Enrique Chaij.

Esta colección a todo color, formada por cuatro atractivos libros: Aprenda que el dinero no es lo primero, Aprenda a superar las preocupaciones, Aprenda a tener fe y esperanza, y Aprenda a vivir en positivo, me ha ayudado a…

  • comprender que el dinero no es lo primero para alcanzar la felicidad,
  • conocer el camino para superar las preocupaciones,
  • conseguir la confianza y la energía necesaria para tener fe y esperanza cada día de mi vida,
  • y a pensar en positivo.

Si este nuevo año te propones:

  • Descubrir cómo alcanzar la verdadera riqueza personal, familiar y profesional.
  • Borrar las cicatrices que dejan en el alma los problemas.
  • Descubrir cómo transformar en favorable lo negativo y sacar el máximo partido de todo momento y de toda circunstancia.
  • Adquirir una dosis diaria de pensamientos positivos motivadores…

Te recomiendo la lectura de estos cuatro libros. En las páginas de Aprenda que el dinero no es lo primero, Aprenda a superar las preocupaciones, Aprenda a tener fe y esperanza, y Aprenda a vivir en positivo obtendrás de forma sencilla y económica la dosis diaria de optimismo y superación personal para ser feliz no solo en el 2016, sino el resto de tu vida.

A pesar de que soy una persona que, en algunas circunstancias, «se ahoga en un vaso de agua», gracias a estos cuatro libros he conseguido subir con paso firme, peldaño tras peldaño, la escalera de la auténtica felicidad y mirar hacia el sol en medio de las crisis (económica, social, moral, familiar, espiritual…) de este mundo. Tanto si eres optimista, como si eres pesimista: ¡Lee esta colección y supérate a ti mismo/a!

¿Se puede ser hoy realmente optimista? Comparte tu opinión con nosotros. 

 

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados